APELLIDO ARROYO


El apellido Arroyo es uno de los apellidos de tipo toponímico, es decir procede del nombre propio de algún lugar en particular y es por esto que se encuentran en la clasificación del origen de los apellidos con respecto a lugares concretos, como ríos, ciudades, comarcas o villas de España. En el caso que nos ocupa, el apellido tomó el nombre de un lugar ubicado en la provincia de Burgos, en el valle de Valdivieso, conocido precisamente como Arroyo. Fue durante la Reconquista que el apellido se fue extendiendo hacia otras comunidades en Castilla, así fue como los linajes establecidos se relacionaban entre sí, es de mencionar que otras ramas importantes se establecieron en Ugiar, Aragón y en Olmedo. Con respecto a los títulos nobiliarios que han destacado, sobresale el concedido por el Archiduque Carlos de Austria quien concedió título de Conde a Luis de Arroyo en el año de 1718. Como es el caso de distintos linajes, el apellido Arroyo cuenta con Arrollo como derivado, cuyo origen es de tipo lingüístico y que seguramente surgió por la necesidad de diferenciar a dos personas que pertenecían a un mismo linaje.

Escudo Arroyo:

A pesar de que la antigüedad del escudo de armas del apellido Arroyo es muy diversa se puede establecer como principal al más antiguo que cuenta con un campo de plata con cuatro palos de azur, sobre el todo destaca una banda de oro, y cuenta también con una bordura de gules que cuenta con ocho aspas de oro.

APELLIDO ARIAS

En la región gallega es donde surgió el apellido Arias según lo afirmado por los estudiosos del origen de los apellidos, dicha afirmación ha sido sustentada gracias a los documentos oficiales donde se ha establecido que la casa solar primitiva se estableció en Galicia. La tradición dicta que el apellido procede de los reyes suevos, donde la raíz germánica puede estar aportada por “Ar” que significa “águila” un elemento que se encuentra presente en muchos nombres. La historia manifiesta que pudo proceder de alguna casa real que de manera etimológica surgió a partir del Imperio Ario. Es de mencionar que la certeza también viene dada por el uso patronímico, a partir de lo cual surge como derivado de varios nombres. Fue durante la Reconquista que el apellido se pudo haber extendido a diversas zonas y regiones, se conocen varios personajes de nombre Arias quienes recibieron tierras y solares, es de esta manera que el linaje se establece en los lugares donde se asentaron. Los solares más antiguos conocidos son los de León y Galicia, de donde salieron muchos caballeros quienes se dieron a la labor de luchar contra los moros. De igual manera de esta región parten las ramas que llevaron al surgimiento de apellidos como Arias Montano, Arias de Somoza y los Arias Saavedra, entre otros. Durante la conquista y colonización de América el apellido estuvo presente, donde personajes llamados Arias hicieron grandes proezas, gracias a los topónimos presentes en la América Hispana se puede constatar que el apellido se asentó con fuerza de los tiempos primeros.

Escudo Arias:

El escudo de armas del apellido Arias muestra un escudo mantelado, el 1º de plata con una cruz llana de gules, el 2º del mismo metal con una águila de sable, y el mantel de gules que cuenta con un castillo de plata.

APELLIDO BALLESTEROS

Los encargados del estudio del origen apellidos nos dicen que el apellido Ballesteros es uno de los más antiguos y que procede de la región de Castilla, donde tuvo la presencia de una primitiva casa solar. Más tarde el apellido siguiendo la constante de expansión se trasladó a lo largo de diversas zonas en la Península Ibérica. Su historia está relacionada con los tiempos pertenecientes a la Reconquista, en esos tiempos destacaba que los caballeros fueran nombrados con respecto al lugar que ocupaban en el campo de batalla. Es así que los ballesteros eran los que no sólo usaban ballestas sino también estaban encargados de cuidar las armas de las personas reales. De esta manera se gesta el nacimiento del apellido, mismo que aparece documentado a partir del siglo XI, cuando se tiene constancia de los apellidos topónimos. Destaca Arnaldo Ballestero un notable guerrero que asistió al Rey Jaime I durante las guerras de Valencia y quien además participó activamente en la conquista de la ciudad de Burriana. Fue a Don Martín de San Cristóbal, un noble perteneciente del Reino de Aragón quien recibió el título de Barón de Ballesteros por parte del Rey de Aragón Martín I, llamado El Humano en el año de 1407.

Por modificaciones gráficas o sonoras, el derivado del apellido es el apellido Ballestero, que cuenta con la misma historia, escudo de armas y el mismo origen.

Escudo Ballesteros:

El escudo de armas del apellido Ballesteros cuenta con un castillo de oro que se encuentra colocado sobre peñas y además es acompañado por tres ballestas de plata con flechas empulgadas de oro, una en jefe y las otras a cada lado.

APELLIDO ALAMO

Según la información aportada por los especialistas en el origen de los apellidos es posible afirmar que el origen del apellido Alamo se dio inicialmente en Asturias, y más tarde se fue extendiendo a lo largo de León, Andalucía, Castilla Canarias, venciendo fronteras llegó a Portugal y más tarde se extendió por la América Hispana. La historia narra que la gestación del linaje en cuestión linaje se le debe al caballero Pelayo García quien acompañó a Don Fernando III de Castilla, conocido como “El Santo”, durante las conquistas de Andalucía, y cuenta la historia que dicho caballero pasó una noche sobre un álamo para espiar los momentos de descuido de los árabes y apoderarse de la fortaleza que resguardaban. Por tales acciones Fernando III le concedió un escudo de armas con la denominación “Alamo”, por el árbol al que se había subido, convirtiéndose así en apellido.

Los apellidos derivados de dicho apellido son Álamos y del Alamo, mismos que responden el mismo origen y expansión.

Para que un determinado apellido sea considerado como nobiliario, algún portador del apellido debió haber recibido títulos por parte de los Reyes Españoles como galardón generalmente en acciones bélicas o en servicios al Estado, en el caso que nos concierne, fue Don José De Silva y Valdés quien obtuvo el título de Conde de Alamos por parte de Carlos II en el año de 1685.

Escudo Alamo:

El escudo de armas del apellido Alamo muestra un campo de oro donde se asienta una torre de piedra, acostada por dos álamos de sinople.

APELLIDO AGUDO

Casi todos los libros de heráldica castellana que hacen referencia al origen de los apellidos tienen documentado el apellido Agudo, cuyo origen inmediato, según los tratadistas, viene dado por el adjetivo “agudo”, dicho adjetivo se relaciona con una persona que destaca por ser sutil y delgada. Por otra parte se dice que también hace referencia al punta de armas, a instrumentos o bien, a los cortes. Es decir, que en los orígenes de antaño se pudo haber tratado de un sobrenombre que portaba la persona que llevó por primera vez el apellido. Por otra parte, el origen apellidos según la etimología, nos dice y nos confirma que Agudo es en efecto un sobrenombre que deriva de la palabra latina Acutos que se refiere a alguien que tiene punta y que destaca por ser diligente, perspicaz y veloz.

La historia del apellido Agudo data del año 809 con su máximo representante bajo el nombre de Fernán Fernández Agudo quien fue capitán de D. Alfonso II y quien destacó como hombre valeroso en la batalla de Roncesvalles. Otro de sus descendientes, de nombre Santiago Agudo también destacó por su gran valor y coraje en las Navas de Tolosa. En los años subsiguientes, caballeros de este linaje destacaron por su valor, coraje y valentía, sin temor frente a la guerra y resultando victoriosos en la mayoría de las veces. Es por esto que los portadores de este apellido siempre han sido reconocidos como personas valerosas y de gran honor.

Escudo Agudo:

El escudo de armas del apellido Agudo muestra tres estrellas de oro sobre un campo de sinople.

 

Apellidos, Origen de los Apellidos